Archivos para noviembre, 2013

Imagen

Volvemos con nuevos temas en “Arte en Serie”. Hoy me gustaría centrar el tema de este post en el regreso de dos grandes del cine. Esta vez, han vuelto a aparecer en dos novedosas y originales series de televisión que han tenido un impacto algo decepcionante en el público norteamericano. Se trata de Michael J. Fox y Robin Williams.

Imagen

¿Quién no recuerda a Michael J. Fox? Quién no lo recuerde, solo tiene que intentar visualizar quién era el protagonista de la trilogía “Regreso al Futuro” (Back to the Future). ¿A qué ahora lo recordáis?

A finales de septiembre, la cadena de televisión norteamericana, NBC, estrenó la nueva sitcom llamada The Michael J. Fox Show, en la que el protagonista era el propio Michael. Este encarga a un ex presentador de noticias en una cadena de televisión neoyorkina, que después de ser diagnosticado con la enfermedad de Parkinson se centró en su salud y en su familia. Cinco años más tarde, los niños son más mayores y Mike decide volver a trabajar, a pesar de su enfermedad.

El concepto es bueno, además, siempre es un aliciente ver como actúa Michael J. Fox. La serie se prioriza el humor y hasta la propia enfermedad del protagonista es a veces parodiada. Considero que es un punto de vista positivo, mostrar a la gente que, aún teniendo una enfermedad tan grave aún se pueden hacer muchísimas cosas. La serie en este sentido es perfecta.

La familia “ficticia” de Michael en esta serie se compone de su mujer, Annie Henry, que la encarna la actriz Betsy Brandt (la inconfundible Marie, cuñada de Walter White); además de los tres hijos y su cuñada.

La estructura familiar es moderna y tradicional a la vez, y los argumentos de cada capítulo se van entrelazando los protagonistas de las tramas. Muestra la sociedad de hoy en día, donde la tecnología se impone a una tranquila charla familiar o donde los hijos adolescentes hacen todo lo posible por no hacer caso a sus padres.

Michael J. Fox Show: La crítica

Es novedosa y original. Muchos tenían muchas ganas de volver a ver a Michael en la pantalla (aunque en este caso sea en la pequeña pantalla), pero siempre hay un pero, aunque considero que es divertida y realmente entretenida, el humor es demasiado básico, e incluso he escuchado comentarios de que no tiene ninguna gracia.

Personalmente, el único episodio que he visto con ganas e impaciencia a que empezara fue el primero. Considero que los demás capítulos son un intento, creo que fallido, de reproducir el impacto que supuso el episodio piloto. Eran esas ganas de volver a ver a Michael J. Fox en acción lo que ayuda a la serie, porque si no fuera por él, no tendría mucho éxito.

Imagen

Ahora cambiamos de cadena, hacemos zapping hasta la CBS y nos centramos en hablar del estreno de la serie The Crazy Ones protagonizada por el gran Robin Williams. Encarna a Simon Roberts, un genio de la publicidad que posee una importantísima agencia en la ciudad de Chicago. Trabaja codo a codo con su hija, Sydney, la cual encarna la actriz Sarah Michell Gellar, y esta tiene que intentar controlar los “ataques” de creatividad que tiene su padre.

Es una serie en tono de comedia (como no podía ser otro), que considero que es divertida, original, desternillante y que incluso, se hace corto los 20-22 minutos que suele durar cada episodio. Es un argumento convincente, al menos que atrae en gran medida, porque tiene algunos toques de Mad Men, adentrarse en el mundo de una agencia de publicidad, pero desde un punto de vista más moderno y actual.

Lo que acabo de comentar sobre las coincidencias entre Mad Men y The Crazy Ones no lo digo a la ligera. Está claro que televisar ahora el proceso de la publicidad ha supuesto un éxito desde que apareció en pantalla Mad Men, y hay claras referencias en The Crazy Ones a esta última serie mencionada, ¿qué mejor que coger un formato de éxito como Mad Men, darle la vuelta para convertirlo en una serie cómica y poner de protagonista a Robin Williams?

En mi opinión: éxito asegurado.

Porque Robin Williams tiene ese encanto que nos ha ido transmitiendo con cada película que ha hecho, al menos yo le recuerdo desde que era muy pequeña, y ahora verle protagonizando el papel de Simons Roberts es una alegría, cada momento es una pura carcajada, porque no sabes qué va a hacer a continuación.

The Crazy Ones: La crítica.

Una serie muy recomendable para aquello que se consideren fans incondicionales de un grande como es Robin Williams. Es una serie divertida, ligera y rápida, puedo asegurar que los minutos pasan volando. Lo importante es que una serie te haga reír.

Pero siempre hay un pero, como en la anterior serie que he comentado, The Michael J. Fox Show, el éxito de la serie depende única y exclusivamente, en este caso, de Robin Williams. Son los protagonistas de excepción los que ayudan a que estas dos series salgan a flote y no se hundan, porque si no fuera por ellos, y la serie tuviera que mantenerse solo con los demás personajes no tendrían ningún futuro.

Aquí tenéis los trailers de ambas series:

The Michael J. Fox Show

 

The Crazy Ones

Misfits

Publicado: noviembre 20, 2013 en Series Británicas
Etiquetas:

Imagen

Serie mítica, donde las haya.

A finales de 2009 se empezó a emitir Misfits. Hoy en día ya va por su quinta temporada, pero mucho ha cambiado desde que comenzó. Los uniformes naranjas del servicio comunitario no han cambiado, eso os lo aseguro yo, pero de todo el reparto que comenzó en Misfits, actualmente ya no queda ninguno.

¿La calidad del argumento ha bajado notablemente?

Personalmente, no lo creo. Las nuevas incorporaciones han sabido adaptarse perfectamente al modus propio que tenían los antiguos protagonistas. La trama y el argumento son tan buenos que nada podría estropearlo.

Para aquellos que nunca habéis visto la serie, intentaré no desvelar mucho (aunque en el párrafo anterior se me haya escapado lo de los personajes), pero no os quedéis solo en ese detalle. Para ver Misfits tenéis que tener una mente abierta, donde los giros argumentales son tan protagonistas como los propios personajes y a nadie les dejará indiferente.

Imagen

La serie trata sobre un grupo de jóvenes que realizan servicios sociales en un centro comunitario británico, durante este servicio, una extraña tormenta dotará a cada uno de ellos con superpoderes. ¿Suena bien?

Suena aún mejor cuando vas observando la evolución de los personajes a medida que te adentras en la primera temporada. Los chicos tienen que convivir con estos nuevos poderes en una vida aparentemente normal, supongo que el elemento cotidiano es clave en el argumento de esta serie. Todo ello dotado con la personalidad propia de un grupo de delincuentes, de lo más pintorescos que tienen que seguir su día a día pero con poderes especiales.

Cosas a elogiar: grandes guiones, perfectas ambientaciones, caracterización de personajes y diálogos.

Críticas (algo malo debe tener): Para quién vaya a comenzar a ver la serie desde el principio, que no se asuste cuando llegue a la tercera temporada. Los personajes se vuelven previsibles y no hay consistencia en alguno de los capítulos.

Pero es simplemente mi humilde opinión, es una serie que desde que comenzó llevo siguiendo fielmente y aunque hubo alguna temporada que me decepcionó realmente, ahora, en la quinta, ha resurgido de sus cenizas y se ha convertido en una de mis favoritas.

A quién le guste mezclar ciencia ficción con humor y algún que otro toque dramático. Esta es su serie.

Misfits

Imagen

Imagen

Para comenzar este blog dedicado a las series de televisión, me gustaría centrarme en las series británicas. Para mí son producciones de grandísima calidad técnica y de guiones que se caracterizan  por ser bastante completos, bien elaborados y que bien no dejan indiferente a nadie.

Original British Drama – Trailer 2013

Para la temporada de 2013, la mítica cadena británica BBC, presentó un pequeño spot de las series que presentaría a lo largo de final de año en la que encontramos títulos tan esperados como Sherlock (a la espera del comienzo de la tercera temporada), Ripper Street y otros títulos novedosos como The Muskeeters, The Great Train Robbery, The Escape Artist o What Remains.

Siempre he sentido una atracción especial por las series de televisión británicas, quizás porque tienen un atractivo especial o un ambiente distinto a las producciones estadounidenses. Aún desconozco porque me decanto más por unas que por otras, lo que bien sé es que Reino Unido posee el gran potencial narrativo que sabe cómo explotarlo.

Bien es el caso de Sherlock. Esta adaptación de la famosísima novela de Sir Arthur Conan Doyle basada en la recreación de los personajes de Sherlock Holmes y John Watson en pleno siglo XXI, no sólo ha sido un éxito de audiencias en muchas partes del mundo, sino que ha conseguido, que aquellos que seguimos impacientes las novedades audiovisuales de la televisión británica, aceptemos la gran obra de arte técnica y narrativa que se ha convertido Sherlock.

Cuando uno de los creadores de la serie es Mark Gatiss poco más hay que añadir. Si a mí ya me dejó encantada League of GentlemanPsychoville, aún se superó a sí mismo con la producción de Sherlock y su interpretación como Mycroft Holmes.

Aunque ya hablaré más adelante de la serie de Sherlock, seguramente cuando se estrene la tercera temporada a principios de Enero de 2014.

Volviendo al tema principal, los estrenos de la BBC que he podido ver por ahora, como What Remains The Escape Artist, se caracterizan, en mi opinión, por ese tratamiento clásico del drama que caracteriza tanto a las producciones inglesas como a los propios actores. Sólo hay que observar la aclamada Broadchurch y la actuación de David Tennant (Dic Alec Hardy en Broadchurch), el cual es protagonista de The Escape Artist, el exitoso abogado Will Burton que se enfrenta a defender jurídicamente a un presunto psicópata.

Escape Artist

Siempre me ha dado la impresión de que las series dramáticas británicas están envueltas en esa capa de luz grisácea que hace que la narración se vuelva aún más intensa. Un tratamiento de la luz que es claramente visible en múltiples producciones como Whitechapel, Sherlock, Peaky Blinders, Black Mirror e incluso en las comedias satíricas de The Wrong Mans o Misfits.

Muchas son las series de las que voy a hablar en este espacio, un lugar donde poner en conocimiento de los demás mis propias conclusiones. Admito que soy una enamorada de este tipo de series y muchos de mis amigos o gente que conozco nunca ha oído hablar de ellas, es por eso, que me dispondré a comentar, en la medida que pueda, cada una de ellas.

En contraposición, hablaré más adelante de la serie estrenada también de la BBC, Atlantis.

Comenzamos

Publicado: noviembre 18, 2013 en TV Series
Etiquetas:, , ,

Siempre he querido escribir sobre una de mis grandes pasiones: las series de televisión.

No me considero una experta, pero tampoco puedo decir que no conozca el tema en profundidad, ya que son innumerables las series de televisión que he ido siguiendo desde que tengo memoria.

En esta aportación personal intentaré analizar y criticar, siempre de modo personal, aquella producciones televisivas que me han conmovido o aquellas que me han hecho odiar el episodio piloto.

 

Imagen